Tielmes se encuentra situado en una zona de gran fertilidad natural, en la cuenca del río Tajuña, siendo esta característica geográfica lo que explica que el lugar haya sido emplazamiento permanente de todo tipo de poblaciones que han visitado la Península Ibérica, estando habitada desde la Prehistoria, como demuestran los restos arqueológicos localizados en el área territorial, entre los que figuran útiles que datan del Paleolítico, el Neolítico y las edades del Bronce y del Hierro, localizados en importantes yacimientos arqueológicos como son la "cueva de Juan Barbero" o el "Risco de los Mártires"

Como característica común y como eje vertebrador de todas las formas de civilización que se han establecido en el territorio de Tielmes, está el río Tajuña. Fue éste quien posibilitó (igual que anteriormente) el asentamiento de los pueblos europeos posteriores al periodo prehistórico que penetraron en la Península Ibérica, siendo los caracitanos, tribu de raíz celtibérica, los primeros de los que se tiene constancia histórica escrita de su presencia en el valle del Tajuña.

El nombre de Tielmes se cree que es una derivación del término Thermeda de origen romano, el cual se utilizó para denominar el lugar donde, según relata la tradición, nacieron y vivieron los hijos de San Vidal, Justo y Pastor, quienes fueron ajusticiados por los romanos en tiempos del pretor Daciano y del emperador Diocleciano en el siglo IV. Estos hermanos, contando con unos 6 y 9 años de edad, respectivamente, fueron decapitados por no renunciar a su fe cristiana contraviniendo el edicto promulgado en el año 303 por el emperador Maximiano. La fecha del ajusticiamiento es la del 6 de Agosto del año 306, día que constituye, a partir de entonces, la festividad mayor de la población de Tielmes, que tiene como patronos mayores a los denominados por su martirio como Santos Niños Justo y Pastor.

Su principal lugar de culto, si dejamos a un lado la Iglesia Parroquial, es el Risco de los Mártires, lugar en el que según cuenta la tradición, pudieron refugiarse del acoso de las autoridades romanas, al pie del cual, se erigió una ermita (construida en la segunda mitad del siglo XVIII) para su advocación.

En la invasión bárbara de la Península, Thermeda es tomada por los visigodos, como lo demuestra la existencia de una necrópolis de esa época muy cerca del pueblo. Estos, además, introdujeron nuevos cultivos agrícolas, lo cual se vio favorecido con la llegada de los árabes; asistimos al relanzamiento de la agricultura gracias a la innovación en el sistema de riegos que éstos posibilitaron. Es posible, que algunas de las antiguas acequias del término municipal de Tielmes provenga de aquella época, siendo por tanto éste, su principal legado en estas tierras.

El artífice de la reconquista y de la expulsión de los árabes fue Alfonso VI, quien inicia el periodo de dominio cristiano, aunque no será hasta años más tarde con su derrota definitiva, alrededor de 1212, cuando llegue la estabilidad al pueblo y se empiece a organizar, de forma primigenia, la vida en sociedad, es decir, en los aspectos político, social y económico.

La historia de Tielmes, a partir de los siglos XV-XVI, es la de un continuo ir y venir en manos de nobles y aristócratas que aprovecharon la crisis económica de la Corona, consecuencia de las campañas bélicas exteriores, para adueñarse del territorio, dependiendo de la jurisdicción de Alcalá de Henares hasta mediados del siglo XVI. Es en este periodo cuando la agricultura toma un gran impulso, gracias a nuevos pobladores que traen nuevas ideas e introducen cultivos como el olivar, la vid o el cereal, aunque hay que señalar que la Edad Media termina de forma traumática: una epidemia de peste negra diezma de forma espectacular a la población, haciendo perder a Tielmes su condición de municipio.

El renacer llegará con el reinado de Carlos I, y gracias, sobre todo, al Marqués de Mondéjar, D. Iñigo López de Mondéjar, el cual potenciará la agricultura favorecido claramente por la irrupción en la vida española de los nuevos productos venidos de América, como la patata, el tomate, etc. Por todo ello, en 1554, Tielmes consigue el título de villa (dependiente de la Corona) y la independencia del Concejo de Alcalá, situación que durará unos 50 años, hasta que Felipe III, en 1606, vende la jurisdicción de la villa de Tielmes al Conde de Villalonga, iniciándose así un periodo de más de 200 años, que termina con las Cortes de Cádiz, de sucesivos gobiernos señoriales enmarcados dentro del periodo histórico denominado como Antiguo Régimen.

Hoy en día Tielmes es un municipio que intenta denodadamente adaptarse a los nuevos tiempos y a las nuevas coyunturas sociales, por lo que ha dejado de ser un municipio eminentemente rural, en cuanto a actividad económica, para convertirse en un pueblo más abierto a la inversión exterior y al turismo, receptor de inmigración y cada vez menos "productor" de emigración, tratando de aprovechar aquello que le hace ser diferente, es decir, su cultura, sus tradiciones y su medio natural.

Esta puede ser, a grandes rasgos y en pocas palabras, la historia de Tielmes, un municipio con una gran tradición histórica, lugar de asentamiento de múltiples civilizaciones que transitaron por la Península Ibérica y que sobrevive en el tiempo tratando de ser fiel a sus costumbres y al legado otorgado por todos aquellos que dejaron algo de si mismos en estas tierras.

Que visitar en Tielmes

Comarca De Las Vegas
Comarca De Las Vegas
0 opiniones 0
PERALES DE TAJUÑA
Perales De Tajuña
Foto: Achiper Panoramio
0 opiniones 0

Deja tu opinión sobre Tielmes

Al pulsar en "Enviar Opinión" aceptas el aviso legal
Las fotos de Logo Panoramio están bajo el copyright de sus autores
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso