Al nordeste de la provincia de Madrid se encuentra el término municipal de Patones, muy rico en accidentes geográficos: la gran mancha del embalse de El Atazar, al noroeste, sobre el río Lozoya, le sirve de límite con tres municipios vecinos.

Además de los ríos Lozoya y Jarama, numerosos arroyos cruzan el término municipal de Patones, casi todos de norte a sudeste, ocupando las vaguadas de los cerros y atravesando el murallón calizo.

Como vías de comunicación, además de las actuales carreteras hay que mencionar las vías de servicio de las infraestructuras hidraúlicas, como la del Canal del Alto Jarama, con unas vistas magníficas sobre el valle, y la del Canal de la Parra que muere en la presa del mismo nombre atravesando un valle de arboleda exhuberante, de gran riqueza ornitológica.

También numerosas vías pecuarias recorren el municipio. La más importante y larga es la Cañada de las Calerizas que llega del vecino Torremocha y rodea Patones por tres de sus cuatro lados.

Entre la flora del término destaca la jara de monte bajo; los bordes norte y este están repoblados de pino.

Se han encontrado restos arqueológicos en distintos puntos del municipio que prueban la existencia de poblamientos de diferentes épocas. Los más antiguos (Paleolítico, Edad del Hierro y Edad del Bronce), en las Cuevas del Reguerillo y del Aire. En el entorno de la primera, unas excavaciones realizadas en 1974 sacaron a la luz un castro celtibérico posiblemente del siglo II antes de Cristo. Abundan también los vestigios medievales y algunos autores cifran el origen de Patones en tiempos de la Reconquista.

Las primeras noticias datan del siglo XVI. En 1555 Patones (el de arriba), era una alquería con siete vecinos, dependiente de la Villa de Uceda. De finales del XVII provienen las referencias escritas a la peculiar institución del "rey de Patones"; parece ser que las diez o doce familias residentes en la localidad acataban la autoridad de un anciano al que daban el titulo de rey, y que dicho cargo fue hereditario. La institución debió mantenerse hasta 1750, año en que el pueblo solicitó al Duque de Uceda el nombramiento de una "justicia" o alcalde pedáneo. Por aquel entonces Patones era ya una aldea de ganaderos con una importante cabaña de lanar y constituida por cincuenta casas.

A mediados del siglo XIX se iniciaron las grandes obras de infraestructuras de abastecimiento de agua a Madrid (Presa del Pontón de la Oliva) y aparecieron algunos asentamientos dispersos y eventuales vinculados a ella. Patones tenía ya entonces una Casa Consistorial, Iglesia Parroquial y escuela primaria.

Ya en el siglo XX, después de la Guerra Civil y a pesar de la construcción de las carreteras que, sustituyendo la antigua vereda, facilitaron el acceso al núcleo, los habitantes de Patones fueron descendiendo del alto al llano y construyeron sus nuevas viviendas en la vega del río Jarama, junto a la carretera. Se creó así el nuevo núcleo de Patones de Abajo. El traslado se generalizó en los años 60 quedando el núcleo originario casi totalmente vacío, abandonándose los edificios, tanto públicos como privados.

Patones es hoy un pueblo nuevo, de estructura lineal, dotado de todos los servicios y equipamientos necesarios, cuyos habitantes mantienen la actividad agrícola-ganadera, pero compaginándola con la dedicación al sector servicios y a la construcción. El turismo ha incrementado su actividad en los ultimos años.

Toda la villa de arriba posee un pintoresco aspecto de calles enlosadas y con grandes cuestas y de casas de piedra y pizarra, lo que le confiere un curioso atractivo.

Es interesante la antigua Iglesia de San José, de nave cubierta con cielo raso, coro y torre a los piés, se solicitó su construcción al Arzovispo de Toledo en 1653, pero actualmente se ha transformado como Centro de Iniciativas turísticas, culturales, etc.

Que visitar en Patones

Sierra Norte Madrid
Sierra Norte Madrid
Foto: Airbeluga
0 opiniones 0
TORRELAGUNA
Torrelaguna
1 opinión 0
Uceda
Uceda
0 opiniones 0

Que hacer en Patones

Cueva del Reguerillo: la cueva que no se supo conservar
Cueva del Reguerillo: la cueva que no se supo conservar

La Cueva del Reguerillo cerró sus puertas en 2006 debido al uso indebido que los turista hacían en su interior. Las pinturas rupestres que se han encontrado datan de hace más de 16.000 años.

Dónde escalar en Madrid
Dónde escalar en Madrid

Madrid es uno de los puntos más importantes del interior de España para practicar la escalada. Patones, Torrelodones o La Pedriza son algunos de los puntos más interesantes para los escaladores.

Descubre mas cosas qué hacer en Patones

Deja tu opinión sobre Patones

Al pulsar en "Enviar Opinión" aceptas el aviso legal
Las fotos de Logo Panoramio están bajo el copyright de sus autores
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso