Villavelayo se encuentra a 964 metros de altitud, en la subcomarca del Alto Najerilla.Dista 50 kilómetros de Nájera y 80 de Logroño.Pertenece a la comarca de Logroño, se ubica en el extremo meridional de la sierra de la Demanda, entorno al curso alto del río Najerilla.Limita con las provincias de Burgos y Soria; está cruzado por los ríos Neila y Canales y presenta un relieve muy acentuado, que asciende hacia el sur hasta alcanzar cotas superiores a los dos mil metros.El municipio ocupa una extensión de 40 Km2.Es una de las siete villas de las Viniegras.

Su población tiene como actividad económica principal la ganadería compuesta por ovino, vacuno, caprino y caballar ya que la explotación forestal ha disminuido a lo largo de los tiempos debido en gran medida a la emigración de sus gentes.Activándose en los últimos años el turismo rural

Los primeros documentos escritos que dan cuenta de su existencia datan del siglo X, en tiempos del Conde Fernán González.En cuanto a sus orígenes, es lógico pensar que se sitúan en los primeros tiempos de la repoblación cristiana, allá por el siglo VII.Una de las citas documentales de la localidad data del año 1247, al incluirse con el nombre de "Villa valeio" en la relación de préstamos del obispado de Burgos encargada por el obispo Aparicio.

También en la primera mitad del siglo XIII, Gonzalo de Berceo escribió en verso una de sus obras más inspiradas."Vida de Santa Oria, virgen", relatando el sino de Áurea, hija del pueblo, emparedada, que vivió a mediados del siglo XI (de 1040 a 1067 aproximadamente) y que disfruta de una gran devoción local.En su biografía, el temprano poeta riojano se refería indistintamente a "Villavelayo" y a "Vellayo".

En el año 1366 al ser proclamado en Calahorra rey de Castilla por sus partidarios Enrique de Trastamara, donó éste al caballero Juan Ramírez de Arellano el señorío de los Cameros, agradeciendo así el apoyo que venia prestándole en su dura lucha contra Pedro I el Cruel.Villavelayo se contaba entre las villas y territorios incluidos en tan generosa cesión, que se mantendría como propiedad de los condes de Aguilar y duques de Abrantes hasta la abolición de los señoríos en 1811.Fue villa eximida de la provincia de Soria hasta la creación de la de Logroño por Real Decreto de 30 de noviembre de 1833.

Es un pueblo de calles estrechas y empedradas, plagado de construcciones típicas de piedra roja y con tejas árabes donde sólo el rumor de las aguas heladas de sus ríos rompe la quietud y el silencio.De su patrimonio mencionar la iglesia Parroquial de Santa María, destacando la cruz procesional, una valiosa pieza de orfebrería.La ermita de Santa Áurea, hija y patrona del lugar.El Palacio de Fernán González, con escudo.

Villavelayo es un lugar magnífico para disfrutar de la Alta Sierra Riojana y de su rica gastronomía con la buena Cocina Riojana.Entre los platos típicos destacan el chorizo casero, el revuelto de perrochicos, los rosquillos y, como no, el pacharán casero.También es un lugar ideal para la practica de la pesca.

Celebra la festividad de Santa Áurea el 11 de Marzo y sus fiestas Patronales el segundo sábado de Agosto.

Que visitar en Villavelayo

Rioja Alta
Rioja Alta
0 opiniones 0
Huerta De Arriba
Huerta De Arriba
Foto: karmarx Panoramio
0 opiniones 0
Neila
Neila
0 opiniones 0

Deja tu opinión sobre Villavelayo

Al pulsar en "Enviar Opinión" aceptas el aviso legal
Las fotos de Logo Panoramio están bajo el copyright de sus autores
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso