Historicamente hablando, esta población aparece mancionada en el Voto de Fernán González "Omnes villas de rivo de Alesanco, et rivo de Cárdenas de vertice usque ad Naxeram". En el año 992, el rey de Pamplona y Aragón, Sanco II Garcés Abarca, su esposa doña Urraca Fernández y su hijo García Sanchez el Trémulo, ofrecieron al Monasterio de San Millán el lugar de Cárdenas por el eterno descanso del alma del Infante Ramiro que había fallecido aquel mismo año. Sandoval también recoge la donación hecha por el rey Sancho IV de Pamplona de Peñalén, rey de Pamplona en 1064, al mismo monasterio y a su abad Pedro, de la granja llamada "villa de Cardinis". El 28 de Febrero de 1076, poco antes de que éste fuera asesinado por sus hermanos Ramón y Ermenesinda de Peñalén, visitó junto a su mujer doña Placencia de Normandía, el monasterio y fue entonces cuando donó a San Miguel las villas de Cardinas Mayores y Menores. El rey, que era de Alava, Nájera y Pamplona, fue sucedido en el trono por Sancho Ramírez de Aragón y Alfonso VI de Castilla, que se dividieron las tierras conquistadas.


Hasta la creación de la provincia de Logroño, por Real Decreto de 30 de Noviembre de 1833, esta villa fue realenga perteneciendo a la provincia de Burgos.
Cárdenas, junto con la vecina Nájera, se disputan el nacimiento de Andrés Amutio de San Juan, que fue el escultor y autor del coro alto de Santa María la Real de Nájera, del coro de San Benito el Real de Valladolid y del coro alto de la catedral de Santo Domingo de la Calzada.
La Iglesia de la Asunción construída en sillería que, aunque fue levantada entre los siglos XVI y XVII, sus últimas reformas han variado bastante su aspecto original, mostrandonos en la actualidad una torre de ladrillo de base cuadrada y un pórtico del mismo material al que se accede por un arco de medio punto. Su interior consta de una nave de tres tramos de diferentes dimensiones. La cabecera es rectangular y pequeña, tiene bóveda de medio cañón como cubierta. Junto a la epístola se encuentran la sacristía, pórtico y baptisterio, todos cubiertos con cielo raso, al igual que el coro alto que se encuentra a los pies. En el presbiterio, retablo mayor de un cuerpo y ático de tres calles de mediados del siglo XVIII.


De entre sus edificios civiles, se pueden ver casas de sillería que lucen escudos de diferentes épocas, de entre los que destaca uno situado en la calle principal, en cuya fallada hay dos escudos muy parecidos del siglo XVI, partidos de dos estrellas y bandas de besantes y de torre entre dos arboles, en los que figuran además, aspas lises y lobos.

Que visitar en Cardenas

CORDOVIN
Cordovin
0 opiniones 0
Rioja Alta
Rioja Alta
0 opiniones 0
BADARAN
Badaran
Foto: mackedwars Panoramio
0 opiniones 0

Deja tu opinión sobre Cardenas

Al pulsar en "Enviar Opinión" aceptas el aviso legal
Las fotos de Logo Panoramio están bajo el copyright de sus autores
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso