De su nombre, que viene a ser definidor de un monte hernando, se concluye importancia vigilante. Así, ya desde el siglo XII, la Orden militar de Santiago obtuvo este lugar para su cuido y dominio, creando incluso una encomienda que abarcaba los lugares de Robledillo, Razbona, Humanes, Peñahora y Cerezo. En Mohernando estaba la casa y cabeza de la institucion, y la resi-dencia del comendador santiaguista. En 1350 el arzobispo toledano don Gil Carrillo de Albornoz usurpó este lugar, donándoselo a su hermano Alvar García, pero el rey Pedro I le ordenó resti-tuirlo a la Orden de Santiago, como así lo hizo. En 1564, Felipe II vendió el lugar a don Francisco de Eraso, su secretario y miem-bro del Consejo de Castilla. El precio que pagó por todo ello fue superior a los cuarenta y siete mi-llones de maravedís. Este primer señor, que gozaba de gran favor en la corte real, pues primeramente había sido secretario del Emperador Car-los, quien se lo recomendó muy particularmente a su hijo, y este le mantuvo siempre, fué casado con doña Mariana de Peralta. En 1567, fundó un mayorazgo con todos sus dominios, y estos fueron pasados a sus herederos directos. Murió en 1570 y fué enterrado junto a su esposa en la iglesia de Mohernando, en un enterramien-to tallado por Juan Bautista Monegro en el que aparecen el matri-monio, arrodillados y orantes, protegidos por San Francisco de Asís. Esta joya escultórica, desmontado el conjunto arquitectóni-co del enterramiento, se puede admirar hoy en el Museo Diocesano de Arte Antiguo de Sigüenza. La importancia que desde ese siglo fue adquiriendo el lugar de Humanes frente a la villa de Mohernando, hizo que cuando en 1625 el rey Felipe IV elevara a la nobleza a esta familia, creara el título de conde de Humanes para el heredero del funda-dor del mayorazgo y señorio, como él también llamado Francisco de Eraso. En esa familia se mantuvo Mohernando, ocupando a tempora-das el palacio y bosque de caza existente en su término, hasta este mismo siglo.

Guarda este pueblo de interesante, una ancha plaza mayor, en cuyo centro luce el rollo o picota que simbolizó, durante muchos siglos, su calidad de villa y cabeza de encomien-da. Un edificio popular, hoy mal restaurado, alberga el ayunta-miento, coronado con un compli-cado armazon férreo, de principios de siglo, para albergar el reloj. Tras el Ayuntamiento, puede verse el gran caserón o palacio de los condes de Humanes, cons-truido en el mismo solar en que estuvo el que había mandado levantar doña Mariana de Peralta. En la misma plaza aparece la mole, en gran parte derruída, de lo que fué iglesia parroquial obra del siglo XVI, construida a instancias de su señor, que colocó su enterramiento a un lado del altar mayor. Es de mampuesto de ladrillo y canto rodado, y destaca en élla una serie de escudos, bien tallados, del siglo XVI, sobre los muros de la cabecera, con los emblemas heráldicos de los Eraso y Peralta. Hace algunos años se hundio la techumbre del templo, habilitando para parro-quia un cuarto anexo a lo que fué iglesia.

Que visitar en Mohernando

Campiña
Campiña
0 opiniones 0
MALAGA DEL FRESNO
Malaga Del Fresno
1 opinión 0
HUMANES
Humanes
0 opiniones 0

Opiniones sobre Mohernando

Este grupo escultórico está ya de nuevo instalado en la iglesia parroquial de Mohernando. Corrijan, por favor, el texto que lo describe, en este sentido.
Gracias.
05/03/2011 17:02

Deja tu opinión sobre Mohernando

Al pulsar en "Enviar Opinión" aceptas el aviso legal
Las fotos de Logo Panoramio están bajo el copyright de sus autores
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso