Villa manchega situada en la falda de una colina escarpada, atravesada por el río Bedija, en las proximidades de Tarancón, bien comunicada por desvíos hacia las N-320 y N-400.

La importancia histórica del asentamiento de Uclés viene confirmada por la antigüedad de sus orígenes fundacionales, anteriores probablemente a los romanos, quienes la incluyeron en el trazado de la calzada romana que conducía a Segóbriga.

Visigodos y musulmanes la disputaron, habitaron y fortificaron; según las crónicas, la Uclés musulmana poseía castillo, mezquita y termas. A fines del siglo VIII llegó, incluso, a ser capital de un pequeño reino.

Alfonso VIII entregó la villa, finalmente, al maestre Pedro Fernández y así pasó a la Orden de Santiago, en 1174, de la que llegaría a ser cabeza para Castilla.

Después de dos siglos de protagonismo, disputas y enfrentamientos por la conquista de Uclés y la posesión del gran maestrazgo de Santiago, éste pasó a la Corona, cuando los Reyes Católicos terciaron en los conflictos, hacia 1476, y desde ese momento la importancia vital de Uclés comenzó su largo y lento declive, aunque todavía la mantuvo en cierta manera.

La configuración de su conjunto urbano, de planta radial, fundamentalmente medieval, se deriva de su prolongada posición defensiva durante los siglos XI y XII.

Extendiéndose primero sobre la ladera del castillo, ese modelo radial se vio interrumpido por sucesivos caminos de ronda, que aglutinaron algunos arrabales históricos, como los de Estremera y del Collado.

En el siglo XVI se construyó un segundo cinturón de ronda y la Puerta del Agua (hoy conocida como Arco de la Fuente), además de otras cuatro puertas desaparecidas. El centro de la población se organiza alrededor de la Plaza Mayor, donde se alzaba la primitiva iglesia románica de Santa María, derribada a principios de siglo, que debió ocupar el lugar de la mezquita mayor. Entre sus murallas se incluyen numerosas casas solariegas vinculadas a determinados espacios urbanos, como la actual calle de lsabel de Castilla o la propia Plaza Mayor. Situado al su roeste, el monasterio domina el conjunto, así como las murallas y el castillo.

De entre el conjunto de casas solariegas destacan la casa palacio de los Pareja y Cedillo, en la plaza del Conde de Cedillo, de los siglos XV y XVI, de la que sólo queda una parte de la puerta y muro de fachada; la casa palacio de los Torre, del siglo XVII, en la calle lsabel de Castilla, aunque ha sido muy restaurada, con una notable portada central en fachada; y la casa palacio de los Fernández y Contreras, en la calle de las Angustias, del siglo XVI, edificio entre medianerías, de planta rectangular en torno a un patio central, con una portada plateresca de 1546.

La Fuente de los Cinco Caños, reedificada en el siglo XIX, consta de un cuerpo de piedra con cinco caños y placa conmemorativa, con relieves procedentes de alguna ruina, y la pila tallada en una sola pieza. Rematan el conjunto tres jarrones tallados, y lo completan el abrevadero y pequeños canales perimetrales.

Se trata de un curioso elemento del ambiente urbano. En la calle de las Angustias se encuentra el pósito, construido en el siglo XVI, sobre planta rectangular, fachada con cinco huecos abocinados, tres de ellos de grandes dimensiones, puerta adintelada y alero prominente con escocia en toda su longitud; el Ayuntamiento es un edificio en esquina, del siglo XVII, situado en la Plaza Mayor, pero cuya planta rectangular tiene un ala sobre arco por encima de la calle de las Angustias, con un pórtico de tres columnas toscanas y arcos de medio punto sujetando un balcón corrido en la planta primera; totalmente encalado, oculta sus elementos ornamentales originales.

Situados al noroeste de la población se encuentran los restos de murallas, en los que se aprecian tres etapas: romana, en forma de cubos que hacen de pantalla de contención, de cuatro metros de altura en la cara exterior y un metro en el interior; visigótica, adosada a la anterior y de límites imprecisos, consta básicamente de un cubo-torreón unido a una edificación en ruinas, del siglo XV, de tipo conventual, y el resto de la muralla que se extiende, en forma de diente de sierra, al oeste, bajo el monasterio, acabando en una puerta de arco ojival derruido; y árabe, que, desde la Puerta de Sicuendes continúa subiendo la muralla hasta el último castillo, en forma recta y orientación suroeste, con restos de dos torreones, de unos 5 m de altura.

Y ya, sobre el cerro del monasterio, se desarrolla el impresionante conjunto monumental de Uclés, con el castillo y el convento prioral de Santiago como elementos fundamentales.

El conjunto del convento prioral de Santiago constituye uno de los más importantes complejos constructivos conservados en España.

Aunque se aprecian restos de murallas romanas y visigóticas, la estructura fundamental de este enclave proviene de la Edad Media, después de la recuperación de la fortaleza árabe, de la cual se mantienen todavía las torres de la plata y del homenaje.

Tras la Reconquista, en la cual Uclés jugó un papel preponderante, se edificó la actual fortaleza, completándose con la torre albarrana y la muralla que la enlaza con las torres ya mencionadas. Se supone que el centro de la fortaleza debió ocupar lo que actualmente es el monasterio.

Las obras de este extraordinario conjunto se comienzan en el siglo XVI, y se compone de iglesia y edificio monacal sobre una plataforma natural impresionante, sujeta con unas extraordinarias pantallas de sillares, provistas de contrafuertes y bastiones; sus accesos se resuelven mediante dos puertas de extraordinaria calidad y un conjunto de rampas y escaleras. En un lateral de la plataforma, y en una cota inferior, se sitúa el cementerio viejo, de gran valor pintoresco y no exento de valor histórico.

En la ladera sur quedan semienterradas y cubiertas por la vegetación las antiguas murallas, de cuyos lienzos hay que destacar la Puerta de Sicuendes, hoy convertida en una simple interrupción del muro. Por el lado norte, tras una fuerte pendiente, se encuentra enclavado el casco urbano.

La visita a Uclés, por tanto, sorprenderá al viajero por la notable concentración de obras artísticas que la convierten en joya de nuestro patrimonio cultural.

Que visitar en Ucles

Iglesia
Iglesia
Foto: CENInet
0 opiniones 0
Villarrubio
Villarrubio
0 opiniones 0
La Mancha
La Mancha
0 opiniones 0
Almendros
Almendros
Foto: jezraoui Panoramio
0 opiniones 0
Tribaldos
Tribaldos
13 opiniones 0
Castillo medieval
Castillo Medieval
0 opiniones 0
Rozalen Del Monte
Rozalen Del Monte
Foto: carabanon Panoramio
0 opiniones 0

Opiniones sobre Ucles

ucles invita sus fiestas a todods que querais beni lo pasareis bien.
17/08/2010 21:26
la verdad que si q es un pueblo estupendo me gusto mucho y mas despues de conocer tribaldos animo a la gente que lo visite yo pase por tribaldos haber las casas que vendian no me gusto el pueblo ni su gente fueron bordes y mal educados fuy a ucles y me encanto el pueblo y la gente de alli por eso e vuelto y volvere con mas gente que lo conozcan
17/08/2010 21:24
un pueblo precioso y tranquilo no dejes de ir a conocerlo si buscas casa aqui la tienes
17/08/2010 21:18
un pueblo tranquilo y acogedor si buscas paz no debes dejar de ir con gente muy abierta
09/08/2008 19:32

Deja tu opinión sobre Ucles

Al pulsar en "Enviar Opinión" aceptas el aviso legal
Las fotos de Logo Panoramio están bajo el copyright de sus autores
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso