Situada al sur del cauce del río Segura, al que se une mediante el arroyo de su mismo nombre, la villa de Letur era considerada ya en el siglo XVI como "alegre y de mucho agua y frescuras".
El paseo por sus calles, la contemplación de sus numerosas fuentes, o la visita a sus alrededores, permiten comprobar que ahora, casi cinco siglos más tarde, la población conserva esas mismas características.

La historia
Letur, al igual que una gran mayoría de los territorios que conforman esta Sierra del Segura, fue visitada y poblada por el hombre desde muy antiguo. Así se pone de manifiesto en los restos pictóricos rupestres que son abundantes.
Tras muchos años de incertidumbre histórica, Letur sufre la romanización y la fortificación del cerro en el que está enclavada la villa.
Parece que el castillo de Letur se levantó durante el siglo XII, en plena dominación árabe, y los territorios que hoy configuran el municipio, pasaron por diferentes señoríos musulmanes, desde la Cora de Todmir hasta el reino de taifas de Murcia.
A mediados del siglo XIII, el castillo de esta población pertenecía ya a la Orden de Santiago, pues el rey Fernando III el Santo, así ordenó que fuera en el año de 1242. De la Orden Militar de Santiago dependió Letur hasta que, a mediados del siglo XIX, se eliminó su jurisdicción.

La visita
La villa se asienta sobre un peñón, una elevación del terreno, y su casco urbano mantiene un claro sabor morisco. Su especial importancia ha favorecido su declaración como Monumento Histórico-Artístico. No en vano constituye el conjunto árabe más importante de Albacete.
Todas las calles y callejas se arremolinan en torno a la plaza Mayor, centro histórico en el que se levanta el edificio que constituye el templo de la iglesia parroquial de Santa María, también conocida como de la Asunción. Junto a la iglesia se encuentra el Ayuntamiento, construído también durante el siglo XVI. No lejos de allí, en una de las calles que rodean a la plaza, se encuentran las renombadas pinturas medievales, únicas en toda la provincia de Albacete.
La ermita del Alto, o de la Concepción del Alto, se encuentra también en el casco antiguo. Al igual que los monumentos anteriores, se levantó durante el siglo XVI, aunque parece que posteriormente se le añadió una sencilla portada renacentista. En su interior se puede contemplar un bello artesonado de estilo mudéjar.

Información complementaria
Letur no es sólo monumentos. El paseo reposado por calles como la del Arco, la de los Cárabos, la del Atún ,o la del Albayacín, permiten disfrutar de un sinfín de arcos y portalillos de singular belleza. Algunos de ellos, como el de las Moreras o el de la Puerta del Sol, han sido bautizados con nombres propios.
Dada su situación en alto, la villa posee excelentes miradores, muchos de ellos localizados en los parajes en los que aparecen las múltiples y bellísimas fuentes letureñas. Así, el mirador del Charco Pataco, el de los Molinos o el del Molatica.

Que visitar en Letur

Vicorto
Vicorto
0 opiniones 0
Ferez
Ferez
0 opiniones 0
Riopar (rio Mundo)
Riopar (rio Mundo)
Foto: Pasapa. Panoramio
0 opiniones 0
Sierras Del Segura
Sierras Del Segura
0 opiniones 0

Opiniones sobre Letur

soy letureño y molinero orgulloso de LETUR no se puede explicar comoes hay que ir
19/01/2011 19:19
Estuve hospedado en Casa las Eras y lo pasé en grande. El pueblo es precioso y el enorno increible.
GENIAL
05/09/2008 17:35

Deja tu opinión sobre Letur

Al pulsar en "Enviar Opinión" aceptas el aviso legal
Las fotos de Logo Panoramio están bajo el copyright de sus autores
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso